Linux en la empresa

Bueno, luego de un silencio de más de un año tengo algo interesante para decir en el blog :) que justifique una entrada. Y esta va a ser muuuy larga, llena de partes que probablemente no le interesen a nadie, pero las tengo que poner porque hacen al contexto de lo que escribo y lo ponen en perspectiva. No se puede resumir sin que se pierda lo que realmente quiero decir.

Aclaraciones:

  1. Esta entrada habla de Linux desktop en la empresa para el trabajo del día a día, y no de servidores Linux que es algo que ya damos todos por sentado.
  2. Hablo de muchas cosas internas de la empresa donde trabajo… espero que no, pero quizás tenga que llegar a editar algo de la entrada, o desaparecerla por completo.

Desde hace más de tres años trabajo en IBM Argentina. Cuando entré me dieron una notebook Lenovo Thinkpad T61. Realmente esperaba que, siendo IBM, la notebook tuviera un sistema operativo de IBM, como algún tipo de sucesor de OS/2 o una versión escritorio de AIX. Me decepcionó que la computadora tuviera Windows XP.

Como nota al margen, era el año 2008. Windows Vista venía preinstalado en todas las computadoras (¿Quién lo hubiera usado si así no fuera?), incluso en las Thinkpad que IBM le compraba a Lenovo. Pero según IBM el Windows Vista “no era apto” (no hace falta ser un genio para darse cuenta por qué) por lo que IBM era una de las tantas empresas que optaban por el downgrade a XP.

Así estaba, trabajando en la empresa de informática más grande del mundo, con una flamante notebook, pero usando el Sistema Operativo de la competencia.

Para sumar ironía a la situación, la computadora venía con la prehistórica suite de oficina Lotus Smart Suite [WordPro, Lotus 1-2-3 y Lotus Organizer], que si bien no es tan mala (en el sentido de que es una bosta, pero todas las suites de oficina son una bosta, lo cual la ponía al nivel del resto de la mierda que hay en el mercado) no abría los formatos propietarios de oficina de Microsoft que constantemente me enviaban. (Siendo pasado 2007, la mayoría de la gente aún no usaba los nuevos formatos Office Open XML introducidos con Microsoft Office 2007, sino que seguían usando los viejos .doc, .xls y .ppt de Office 97)

Para ello la notebook traía los visores gratuitos de Word, Excel y Powerpoint. Al primer pedido de “modificá esta planilla” me vi pidiéndole a mi gerente una licencia de Microsoft Office, que por supuesto me dieron (Particularmente, MS Office 2003). Sí, en IBM tuve que aprender a usar el Office por primera vez en mi puta vida…

A todo esto, ¿Cuál era mi trabajo? Era administrador de Backup & Recovery para un importante cliente de IBM, una gigantesca empresa internacional. Si bien mi trabajo era puramente técnico (administrar servidores de backup, principalmente con Symantec Backup Exec, pero también metía mano en Symantec NetBackup, IBM TSM, EMC Networker -ex Legato-, ArcServe y cualquier otra cosa que se rompiera) constantemente recibía documentos en formatos de Office por parte de empleados de nuestro cliente; y lo más triste, empleados de IBM.  La pregunta que me hacía todos los putos días era ¿Por qué? Sea cual sea la razón, me causaba enormes dolores de cabeza, muchos de esos documentos tenían todo tipo de macros y cosas raras que hacía inviable tratar de editarlos con, por ejemplo, OpenOffice.org.

A todo esto, nuestro cliente usaba una herramienta de tickets llamada BMC Remedy, cuyo programa cliente sólo funciona en Windows (de hecho, parece estar hecho en Visual Basic 6, es como un túnel del tiempo hacia el pasado) por lo que estaba atadísimo a Windows. El Remedy era una de mis principales herramientas de trabajo, era la manera en la que el trabajo me llegaba, lo documentaba y cerraba los tickets.

Fuera de Remedy y Office, no habían muchas otras “rarezas” del trabajo… Algunas herramientas de backup necesitaban de un cliente local instalado en la computadora, algunas de ellas eran multiplataforma, como las consolas Java de NetBackup, otras, como la de HP Data Protector, eran sólo para Windows; pero podía uno entrar al servidor por RDP y administrarlo desde ahí, así que mis otras herramientas de trabajo eran el cliente de correo (Lotus Notes en forma mandatoria para todo IBM), el navegador para poder acceder a todas las herramientas que sí fueron integradas al siglo XXI así como las consolas administrativas de las librerías de cinta, un sistema de mensajería instantáneo corporativo llamado Lotus Sametime, una VPN para poder entrar a la red de IBM desde casa, RDP para acceder a servidores con Windows Server y SSH para acceder a los servidores UNIX. Me debo estar olvidando de algo, pero esto es lo que usaba a grandes rasgos.

En algún momento (yo me dí cuenta de la “movida” a fines de 2008, principios de 2009) alguien importante en IBM se dió cuenta de el problema de que internamente haya tanta dependencia en productos de la competencia, y se pague tanto dinero en licencias a esa empresa de la competencia. Remarco la palabra competencia, cualquiera que estudie la historia de Microsoft e IBM entenderá la controversia con el sistema DOS, la vieja planilla de cálculo Lotus 1-2-3 y el OS/2, cada vez que IBM se relaciona con Microsoft, el segundo sale ganando, siempre.

La primera señal fue el aviso a todos los empleados de que teníamos que instalar el IBM Lotus Symphony, la nueva suite de oficina de IBM (lanzada en 2008) y dejar de usar el Microsoft Office. Ya no se iban a otorgar, en teoría, licencias de Microsoft Office alegremente a todo aquel que la pida, y en todas las computadoras nuevas que IBM entregaba a sus empleados el Lotus Symphony estaría preinstalado.

El Symphony es una suite de oficina más moderna (una poronga, como todas, por supuesto) ya que usa los formatos Open Document Format (.odt, .ods, .odp) que son estándar ISO y son usados por OpenOffice.org, LibreOffice, StarOffice, Neo Office, etc. Al igual que las suites mencionadas, comparte código de OOo, es básicamente un fork de OpenOffice.org en Eclipse (odio Eclipse) por lo que es “pesada”, ocupa mucha RAM y tarda en arrancar. Esto último fue “solucionado” en la versión 3 que incluye un preloader o residente para que cargue sus librerías en el arranque del Sistema Operativo, ocupe la RAM en todo momento y no se note el consumo de memoria en los tiempos de arranque del programa (o mejor dicho, la GUI del programa); técnica sucia también utilizada por el Microsoft Internet Explorer, Microsoft Office (mediante OSA.exe), OpenOffice.org y tantos otros programas que hacen que nuestras computadoras tarden en arrancar para luego darnos una ilusión de velocidad.

Pero lo más importante de la promoción interna de Lotus Symphony es que es multiplataforma.

Casi paralelamente (y bastante tarde a mi gusto ya que estamos hablando de 2010), se oficializa Mozilla Firefox como navegador por defecto para los empleados de IBM. Aunque no lo crean, hasta principios de 2010 el navegador oficial era… ¡Internet Explorer 6! Si, como diría Metallica, Sad But True.

Rápidamente el Lotus Symphony se volvió el programa más odiado dentro de IBM, la gran masa acostumbrada a Microsoft Office lo necesitaba como un adicto al crack y despreciaban cualquier cosa que sea distinta.

A pesar de todos los inconvenientes relacionados, era evidente que la “migración masiva” a Symphony era un gesto de IBM para sacarse de encima la dependencia de los productos Microsoft, aunque como migración estaba mal hecha. (Luego explicaré por qué)

En ese entonces, conocí la iniciativa del IBM Open Client. El Open Client (alpha, beta, whatever) es el reemplazo de la distribución que IBM tenía de Windows, esta vez basada en Linux. (Digo Linux y no GNU/Linux por la cantidad de software propietario de IBM que incluye).

Logo del Open Client program

En el sentido estricto, no es una distro. Son modificaciones de distros existentes, con el agregado de software de IBM, y customizaciones para trabajar dentro de la red de IBM. Las distros que se usaron son: Red Hat Enterprise Linux, Fedora Core, Debian, Ubuntu y SUSE Linux Enterprise Desktop. Esta última se usó durante la fase de pruebas, y luego se descartó. Una lástima, me gusta SUSE.

La versión para Debian y Ubuntu es en realidad un “layer”, ya que requiere de una instalación previa de Debian o Ubuntu, y le instala encima todo lo necesario. La versión de Red Hat Enterprise Linux es en forma de distro, es decir, un DVD de instalación que instala sobre un disco en blanco el sistema operativo ya customizado (hay una forma de instalar toda la paquetería de IBM sobre un Red Hat, pero no está oficialmente soportada). La versión Fedora Core es dual, dando ambas opciones.

En mi rol anterior no me podía dar el lujo de instalar eso como sistema operativo principal de la computadora, por las razones antes expuestas. Hasta que cambié de puesto, dejé de administrar backups para la empresa A y pasé a administrar servidores UNIX para la empresa B.

En mi nuevo puesto, todos mis compañeros estaban usando Linux y yo era el único desubicado usando Windows, pero apegándome a mi filosofía de “si no está roto, no lo arregles” lo dejaba, aún cuando las herramientas de tickets en uso en este nuevo lugar son vía web.

Salieron nuevas reglas, o mejor dicho, empezaron a romper los huevos con reglas ya existentes pero que no todos acataban. Ahora había que tener el disco rígido de la notebook encriptado, y sin un dual boot. En Windows había que encriptarlo con PGP Whole Disk Encryption; que la primer fase de pruebas dentro de IBM fue desastrosa.

Así que, teniendo que hacer percha mi disco de una forma u otra, decidí usar Linux en el trabajo y encriptar el disco con LUKS. Finalmente, podía trabajar desde mi sistema operativo favorito.

De todas las distros posibles, cuando tuve que migrar usé la versión Red Hat Enterprise Edition. Me pareció la más acorde con la “ideología corporativa” que desarrollé en los últimos años, en la cual en cuestiones laborales trato de pensar de una forma integral y no en una forma egoísta: a cualquiera nos gustaría tener un clon de la computadora de casa en el trabajo, o jugar a los videojuegos en el laburo; pero yo pienso ¿Qué es lo mejor para hacer mi trabajo? ¿Qué trae todas las herramientas que voy a necesitar para laburar? ¿Que sería lo más simple de soportar por un Help Desk? Voy a ampliar este concepto más tarde.

Me gustó la versión empaquetada de RHEL, un solo DVD que se puede usar como LiveDVD o instalar. Otra opción era instalar el sistema operativo desde network boot usando PXE, pero tarda muchísimo (descarga los paquetes de un servidor de USA). Me dió la oportunidad de no perder tanto tiempo haciendo una customización post-instalación, ya que prácticamente estaba lista para hacer mi laburo (tuve que hacer bastante configuración de Lotus Notes, un poco de SameTime y algunas otras cosillas); mientras que si me instalaba un Linux “pelado” y después le instalaba y configuraba las herramientas del laburo sobre la marcha, hubiera sido una gran pérdida de tiempo.

Lo único que realmente no me gustó de la solución que elegí es el soporte de virtualización. En mi anterior sistema operativo había instalado, por mi cuenta, VMWare Server, producto que llegué a conocer bastante bien y administraba unas cuantas máquinas virtuales (sí, dentro de la T61… velocidad de babosa con sedantes). Este Linux Open Client viene con KVM instalado, y a través de los repositorios de IBM se puede descargar una imagen virtual del escritorio Windows de IBM; en caso de tener que hacer algo que sí o sí requiera Windows. Ya que estaba haciendo todo en la “manera oficial de IBM“, dije, OK, vamos a probarla.

Esta imagen viene seteada con 1 GB de RAM, lo cual en una computadora con 2 GB de RAM que además corre Lotus Notes 8.5, Lotus Sametime y un Firefox con (al menos, ustedes me conocen) 60 pestañas abiertas en todo momento,  es una locura.

Tampoco me gusta el manejo de micro que hace KVM (esperaba que al virtualizar por hardware ese manejo sea mejor que el de VMWare) y ciertas operaciones de disco que se notan bastante a la hora de arrancar esa máquina virtual (prácticamente me “friza” la máquina durante varios minutos).

Como si todo eso fuera poco, en VMWare se pueden instalar las VMWare tools al guest. En Virtual Box tenés las Guest Additions. En KVM no tenés nada para tener comunicación entre el sistema operativo de la máquina virtual y el de la máquina física, de modo que, por ejemplo, no se puede copiar un texto o imagen en la máquina real y pegarlo en la virtual, o viceversa.

Lo único bueno es que la instalación y configuración automatizada y desatendida de la VM de XP sobre KVM también instala Samba y comparte todo mi /home con la VM, esto lo hizo sin interacción de mi parte y en forma APB permite que ambas máquinas, real y virtual, compartan los archivos.

En este momento todavía no reemplacé el KVM por otra cosa, pero seguramente lo haré. Mis compañeros usan todos Virtual Box, pero quizás vuelva a mi viejo y querido VMWare.

Y ahora que terminó la intro, vamos a lo que realmente importa. ¿Cómo es laburar día a día con un desktop Linux? (sí, ya sé que es una notebook, con Desktop me refiero a que es la máquina del día a día para hacer todo). Bueno, es algo que me causa sentimientos encontrados.

Foto de la pantalla de booteo de Linux Open Client RHEL 6.0

Desktop GNOME de Linux Open Client RHEL

Foto de Lotus Notes 8 corriendo sobre Linux Open Client 6.0

Al booteo le saqué una foto, al resto de las pantallas les podría haber hecho Print Screen, pero ya que estaba, por inercia, también les saqué fotos :lol:

¿Cómo? ¿Te pensabas que iba a ser color de rosa? No. Para nada.

Durante casi tres años que usé Windows para laburar, puedo decir que aprendí a usarlo. No a quererlo, pero sí a usarlo. Me refiero a que todos los días usaba durante más de 14 horas (ya sea por razones estrictamente laborales o por razones personales, por qué no) una notebook con Windows y una cuenta de administrador. Quizás ya el hecho de que lo usaba para laburar me diferencia de muchos defensores a ultranza de Windows ;) pero la realidad es que intentar usar Windows como administrador, sin Deep Freeze ni ninguna de esas pelotudeces, y nunca romperlo, porque acá no es “lo hago mierda y entonces formateo y reinstalo”, es lo que me hizo realmente aprender a manejar Windows… infectarlo o cagarlo de alguna manera no era una opción. Y eso que no era Administrador de Windows Server.

Y luego de esos años, aprendí a hacer con Windows todo lo que necesitaba hacer para el laburo. Puedo decir que a pesar de todos los problemas que tiene, Windows ya está listo para el escritorio :lol:

¿Linux? Linux también está listo para el escritorio corporativo. El dilema es el siguiente: Linux está listo para las empresas, pero las empresas no están listas para Linux. Me encontré con varios problemas que son difíciles de zanjar, el más complejo es la relación entre empresas: nuestro cliente no sabe (o no quiere saber, ya que no le importa) que estamos laburando con Linux. Ellos asumen que la configuración de las computadoras que usamos para administrar sus redes y servidores es exactamente igual a la que ellos tienen. Por ello asumen que todo lo que a ellos les funciona, nos tiene que funcionar a nosotros. Así nos envían archivos de Microsoft Office con macros, invitaciones de Microsoft Office Live Meeting, etc.

El gran problema

El problema de fondo es simple: la falta de estándares. Si ya en una empresa no se define un estándar de laburo, un estándar para almacenar información, y quizás otro para compartirla (que no tiene que ser el mismo, por ejemplo: ciertos datos se crean y se guardan en una base de datos SQL, pero se exportan a CSV para no darle acceso a la base al cliente y/o proveedor); imaginemos entre 2 o más empresas. Además, los cambios que una empresa decida en cualquier momento no tienen por qué ser seguidos por otras… aunque lamentablemente pasa, por ejemplo, si una empresa migra a Microsoft Office 2007, comienzan a guardar [por defecto] los documentos en OOXML (.docx, .xlsx y .pptx) y los envían así como los guardaron, obviamente, les chupa un huevo lo que usan clientes, proveedores y partners, el mensaje es siempre el mismo: que se arreglen.

La definición de estándares para trabajar entre empresas, a nivel contrato, es hilar tan fino que no sólo no se hace, probablemente nunca se haga… digamos que no es práctico. Sobretodo cuando se firma un contrato a 10 años, y en esos 10 años se cambia todo (bah, hasta ahi nomás, hay muchas empresas que siguen usando sistemas operativos y suites de oficina de hace 10 años).

Pero la definición de estándares para uso interno de una empresa no sólo es posible, es necesaria. Con estándar no me refiero a “usemos Office” o “usemos OpenOffice”. Me refiero a determinar cosas como: “los documentos deben ser ODF 1.1″, “las páginas web deben ser HTML 4.0 estricto”, etc. Y para los que dicen que soy anti-Microsoft, si bien Microsoft no documenta la mayoría de sus formatos, el decir “Los documentos de texto deben ser creados con Word 2003 usando la planilla corporate.dot y no deben contener macros” puede servir como estándar. Es decir, si todos adherían a esto último, un grupo de programadores dentro de la empresa crean una herramienta para convertir en forma masiva (batch como diríamos) estos documentos a PDF. Lo prueban con un documento hecho en base al estándar corporativo y listo.

Definir estándares tiene tres problemas:

  1. Hay que definirlos bien, de forma que sea consistente, interoperable, funcional pero por sobre todas las cosas que sean realistas y tengan sentido.
  2. Hay que distribuir las herramientas [software] para que los documentos se puedan crear y probar/validar. Eventualmente, herramientas de conversión de un estándar a otro, ya sea convertir de nuestro formato viejo al nuevo, o también convertir del formato que usa nuestro cliente al nuestro y viceversa.
  3. Lo más difícil de todo, la gente tiene que usarlos. Debe trabajar en base a ellos, no saltéarselos.

Este último punto, si lo aplicamos al ejemplo anterior, la herramienta de conversión a PDF fallaría, porque si bien fue testeada con un documento adherente a un estándar corporativo, los crotos de los empleados se traen de su casa un pendrive con la versión portable de Word a la que están acostumbrados, o usan macros, y seguro que nadie usaba la corporate.dot, en resumen, en la vida real nunca se cumplen las condiciones sobre las que se probó el sistema.

Volviendo a mi experiencia personal, dos años después de que todos los empleados de IBM fueron obligados a instalarse el Lotus Symphony, sigo recibiendo tantos .xls y .ppt como antes. A la mayoría no le importa nada.

Y hasta ahora sólo escribí de formatos de documentos, pero lo mismo es válido para páginas web. Si bien dentro de IBM se logró identificar las páginas dentro de la intranet que requerían Internet Explorer y casi todas fueron reformadas (y estoy hablando de una intranet gigante, con miles de sub-sitios), a nuestro cliente nadie lo saca de la “e azul”. Hay muchas páginas de su intranet que para navegarlas tengo que abrir un remote desktop en un Terminal Server y usar su Internet Explorer. :cry:

Otra cosa que sería un dolor de huevos serían programas que sólo tengan versión para Windows. Como dije antes, por suerte ya no es mi caso… aunque con lo del Microsoft Office Live Meeting estamos demasiado cerca de eso [pero no, no es parte de mi trabajo diario sino algo que tengo que usar muy de vez en cuando].

En resumen, porque esto se me está yendo a la mierda en extensión, vamos a ver pros y contras de usar Linux para el desktop de una empresa, desde mi experiencia por supuesto, con todo esto.

Pros

  • Más seguridad: no me preocupo por virus y malware, que antes, con mi cuenta de administrador, era un fantasma que me acechaba.
  • Menor tiempo de booteo: antes de formatear la computadora (con una instalación de Windows XP que sobrevivió 3 años) tardaba entre 7 y 8 minutos (y eso que los servicios de VMWare los tenía en “manual”) en arrancar y estar plenamente operativa para laburar. Con Linux me está tardando la mitad.
  • Mejor uptime: empiezo el día con la máquina apagada, es una costumbre que tengo desde hace bastante, nunca le tuve confianza a la suspensión ni a la hibernación. Hago mi trabajo durante el tiempo que haga falta, mínimo 8 horas, y la apago. Muy pocas veces tuve que reiniciar en el medio… creo que sólo cuando actualicé la versión del kernel. Con Windows cada tanto tenía algún cuelgue o comportamiento inesperado que hacía que tenga que reiniciar (no tanto como a otros, pero cada tanto me pasaba)

Contras

  • Falta de drivers específicos: esto es lo que más me molesta. En la página de Lenovo figuran muy pocos drivers Linux oficiales para el hardware que tengo. Estoy usando drivers genéricos que vienen con el Kernel. Ojo: me anda todo, el video se ve bien, tengo sonido, me funciona el wifi, me funciona mi mouse bluetooth (marca Microsoft, que ironía), etc. pero cuando tenía Windows XP podía disfrutar de opciones de hardware más avanzadas como el Bluetooth con Enhanced Data Rate (o sea, velocidad extra gracias al driver), ThinkVantage Active Protection que detiene la actividad en el disco rígido cuando el acelerómetro detecta vibración, y por lo tanto lo protege de daños, UltraNav para hilar fino en las configuraciones del trackpad y trackpoint (estoy usando GPointing Device Settings en Linux pero siento que no es lo mismo). Obviamente, hay hardware con mejor soporte Linux del fabricante, pero también hay peor… esto me decepciona de Lenovo.
  • Falta de estandarización: esto es un problema enorme, cada uno en mi equipo hace lo que quiere. Aún con 4 distros predefinidas buscan la manera de instalarse otra (Gentoo, Slackware, lo que venga) y meterle los paquetes a mano. Si querés distribuirle al equipo un programa que no esté en los repositorios, tenés que empaquetarlo en .deb y .rpm (con lo que en teoría se llega al 100% de los usuarios), o enviar los binarios en un .tar.gz (y que se arreglen con instrucciones de instalación/configuración manuales) o directamente enviar el código fuente y que compilen a mano. Ni hablar del laburo para un help desk, donde cada usuario usa GNOME, KDE, XFCE, etc. etc. Lo único que tenemos en común es el kernel, y BASH. En los foros, directamente nos respondemos con la linea de comandos. Esto está pasando en mucha menor medida con Windows también, ya que este año salió una versión del cliente interno basada en Windows 7 (ya que IBM se salteó Vista). Ahora al distribuir un software para Windows dentro de la empresa hay que considerar (y testear) ambos sistemas.
  • Soporte: como soy administrador UNIX no me da la cara para llamar al help desk si tengo un problema con mi Linux :smile: pero no sé qué es lo que hará la gente que no está tan acostumbrada a Linux; la vez que hablando de un problema de Lotus le mencioné al agente de help desk que estaba usando Linux, y me di cuenta de que todavía falta preparación y capacitación para atender empleados con Linux como sistema operativo principal.

Qué cambiaría

Lo que cambiaría, más que nada, sería unificar en una sola distro. Creo que cualquier empresa que quiera ponerle Linux para el desktop de sus empleados tendría que enfocarse en una única distro interna. Tomar, por ejemplo, Ubuntu, probar todos los programas de la empresa, “tunearlos” hasta que funcionen de manera óptima (sin interacciones raras entre sí ni con el sistema operativo), y entonces empaquetar programas y sus archivos de configuración usando la forma estándar de paquetes de la distro (siguiendo el ejemplo de Ubuntu, .deb), crear un repositorio dentro de la LAN o Intranet de la empresa, y distribuirle a los empleados el medio de instalación, ya sea LiveCD, DVD de instalación, etc.

Usar las herramientas estándar de Linux como los repositorios, en lugar de reinventar la rueda con un sistema propio de distribución de software, permite que toda la documentación ya existente en Internet relacionada con el troubleshoot de Linux se aplique a la instalación de Linux de la empresa, o que un experto en Linux de afuera pueda solucionar un problema en una de las notebooks del laburo. Por suerte, en IBM sí usamos repositorios.

El hecho de que las condiciones de licencia de Linux son mucho más flexibles que Windows permite que los empleados se puedan bajar desde la intranet de la empresa la imagen ISO del sistema operativo y grabarlo cuantas veces quieran, o implementar un booteo en red con PXE para que si alguien conecta a la red de la empresa una computadora con el disco en blanco, le de la opción de instalar el Linux customizado por la empresa (totalmente APB). En Windows hay que hacer un “provisioning” del software con un inventario centralizado y tratar al sistema operativo como si fuera un bien finito y en realidad, la cantidad de licencias adquiridas por la empresa son finitas, ya sabemos que los bytes son infinitos.

Yo me volví una especie de “botonazo corporativo”. No es que no me guste la anarquía :wink: pero si se quiere dar soporte hay que tener una cierta estandarización y no se puede dejar que dentro de la empresa cualquiera se instale lo que quiera :mad:

Porque si se le deja a los empleados hacer lo que quieran, van a clonar la instalación de las computadoras de sus casas en el trabajo… asi usan lo que están acostumbrados a usar. ¿Es lo mejor para el negocio de una empresa? ¿Es lo que usan sus compañeros de trabajo? ¿Está correctamente licenciado? son tres preguntas que le podrías hacer a cualquiera que veas instalando un programa en el laburo.

Hay mucha gente que la descose… ellos están más allá del bien y del mal, saben lo que hacen y nunca en su vida van a llamar a un help desk. Pero a la mayoría (que no pertenece a esa categoría), hay que darle un soporte. El soporte al que me refiero no sólo es la asistencia telefónica, es por ejemplo llevar la máquina con un mal funcionamiento al lugar donde asisten con el hardware y que no le hagan un re-imaging del sistema operativo porque “no lo entienden”: tienen que poder troubleshootear la instalación estándar de la empresa… y la gente para eso debería instalarse la imagen estándar.

Respecto a la transición en si misma, no se podía pretender obligar a usar de un día para el otro el Symphony a quien la descose en Microsoft Office (no era mi caso, jaja) sin siquiera darle un curso. Y dicho curso debería ser dado por gente que domine ambas suites de oficina, para que los asistentes pregunten cosas como ¿Cómo hago para clonar el formato de una celda a todo un rango? y los instructores sepan de qué está hablando y le muestren cómo se hace en el nuevo programa. Lo mismo es válido para la transición Windows a Linux, ya que en el caso de mi grupo de trabajo somos “early adopters”, pero eventualmente le van a dar Linux precargado a gente que no está familiarizada con el sistema.

No se puede desplegar Linux en una empresa donde tradicionalmente se usó Windows sin una capacitación de por medio.

¿Y vos como estás? ¿Qué sistema operativo usás en el desktop de tu empresa? ¿Te gustaría usar Linux en tu lugar de trabajo? ¿Lo ves viable?

Document Mayhem

Bueno, ésta es la clase de cosas que a veces no conviene escribir, a mí mismo no me gusta tanto disclosure.

Como sabrán los seres que me siguen (los que me siguen al pozo :mrgreen: ) estoy trabajando en IBM. Y los que andan por la calle de la informática® saben que IBM está peleada desde hace muchos años con Microsoft. Por eso me extrañó que me dieran una notebook con Windows, y más sabiendo que cada bit en IBM tiene su licencia paga (prohibidísimo instalar un programa trucho)… ¿No existía una frase que decía al enemigo ni agua? ¿Porqué darle de comer a la competencia? A todo esto hay que recordar los aportes de IBM al kernel Linux, que es miembro platinum de la Linux Foundation, y que tiene su propio S.O. llamado AIX que lo usa en servidores (aunque por lo que lo pude probar, sería de lo más incómodo para un desktop).

Pero más incomprensible me pareció el hecho de que se use Microsoft Office, dado que IBM desarrolló el Lotus Symphony, una suite de oficina (basada en el formato Open Document Format) que, al igual que el OpenOffice.org, permite hacer lo mismo que el Microsoft Office: escribir documentos de texto, hacer planillas de cálculo y crear presentaciones.

OK, en cierta forma tengo 3 explicaciones, una de ellas no tiene lógica.

  1. Trabajamos dando servicios a otras empresas y para esas otras empresas es más cómodo mandar un .doc o un .xls y si les mando un .odt o un .ods me mandan a la mierda.
  2. La gente aprendió a usar MS Office en la escuela o en el piratorio (a veces la escuela también es un piratorio) por lo que es más fácil dejarlos que usen lo que saben. En mi humilde opinión: What The Fuck? :???:
  3. En general la gente de sistemas está super-especializada en un área y todo lo que no sea de esa área les chupa un reverendo huevo, ej: a alguien que se encarga de hardware para storage le chupa un huevo el formato de un documento de oficina. Esto también tiene mucho que ver, la división donde estoy no se encarga de documentar cosas.

Nunca había usado el puto Excel en mi vida, y les juro que pensaba que IBM iba a ser el último lugar donde lo usaría.

Pero todo esto fue una simple introducción al problema real… el problema en sí no es el formato de los documentos, sino la metodología de cómo los manejamos. O sea, es un volumen de información muy grande, y todos sabemos que cuando el volumen de información es muy grande hay que usar una base de datos ¿O no?

¿Qué mierda hago con cientos de documentos de Office en una notebook? ¿Cómo los manejo? ¿Cómo hago para averiguar un dato puntual entre toda la documentación? Pierdo un montón de tiempo. Estas son las cosas que me están volviendo loco.

Es lo que yo llamo Document Mayhem. Cientos de documentos individuales, viajan de a decenas por mail cada día, sin tracking de versión, sin repositorio común para todos, sin un puto link a la versión más actualizada. Estoy viendo un documento que puede ser del año pasado y yo ni me entero… ¡mierda!

Ya tenemos una especie de base de datos centralizada, pero es mal usada: le cuelgan documentos de Office adentro…

Y lo que más bronca me da es que Microsoft mismo creó un software para paliar el Document Mayhem, llamado SharePoint Server, pero es para el Office 2007. Y eso por hablar sólo de MS y su “ecosistema”, porque hay mil formas.

Ahora estoy metiendo datos en una Wiki de la intranet a ver si tengo algunos datos críticos más a mano, pero me da una bronca bárbara que todos estemos tan mal acostumbrados a hacer las cosas de esta forma. Repito, no es un problema sólo del soft propietario, si los documentos fueran ODF sería el mismo quilombo pero más barato.

No sé, voy a meterle pata a la Wiki y cada documento de Office que me llegue lo vuelco en la Wiki. Quizás sea un problema sólo mío, y al no estar acostumbrado a usar Office me marea su funcionamiento; y dentro de unos meses le tome la mano… me pregunto ¿Los DBA tendrán estos problemas?

¿Ustedes cómo se manejan en el laburo? ¿Usan cientos de planillas excel en una carpeta? ¿Centralizan todo en una base de datos? ¿Tienen un archivo .pst de 1 Gb? ¿Imprimen todos los datos? :?: me gustaría saber.

No se van a fundir

Interesante artículo en Kriptópolis, sobre si terminar oficialmente con XP para que la gente sólo pueda usar Vista (la gente que sólo sintoniza el canal de Microsoft por supuesto) es el peor error de Microsoft.

Todos los comentarios fueron posteados por anónimos.

Microsoft siempre hizo mucho mas dinero de vender licencias a los fabricantes de PC, que a usuarios individuales que quieren migrar a algo “mas actual”.

Parece que mas allá de tener una única opción de Windows, vamos a tener menos opciones de PC armadas, ya que todas van a tener que soportar los requerimientos de Vista.

A finales de 2007 Vista tenia una cuota menor al 6% 100 millones de licencias vendidas y habia 1200 millones de internautas.

6% de 1200 = 72 millones

o sea 3 de cada 10 Vista vendidos son reemplazados por otro sistema(mayoritariamente xp), lo que hace suponer que Vista ni siquiera esta siendo pirateado.

Cuando uno tiene una cuota de mercado del noventa y pico por cien, a mí me parece que simplemente puede hacer lo que le salga de las narices.

Los que conocemos/utilizamos/trabajamos con otros sistemas, sea GNU/Linux, sea Macintosh, sea BSD… a veces olvidamos que el mercado de los sistemas operativos vive una situación de monopolio. Microsoft ha cometido muchas cagadas a lo largo de su historia, pero esas cagadas que podrían costarle a cualquier empresa la ruina no significan nada cuando cada día salen al mercado millones de equipos con tu sistema preinstalado por contrato con el fabricante, sea bueno o sea malo, y ningún otro sistema, NINGUNO salvo en Macintosh te hace una competencia efectiva en ese sector.

Da igual lo que haga o deje de hacer Microsoft con Vista, con XP o con el Windows 7. Al final, como siempre, acabará metiendo sus productos con calzador y obteniendo billones de beneficios con las licencias de uso.

Están estúpidos si creen que XP morirá sólo por descontinuarse.

Si los clientes no quieren a Vista y el XP está descontinuado no optarán por GNU/Linux. Lo que harán será conseguirse alguna copia pirata del XP.

¿Qué pienso? El autor del artículo original (Mike Elgan) exagera. Nadie se pasaría a GNU/Linux porque no pueda usar más XP, ya que, como dice Mark Shuttleworth, Linux no es un reemplazo barato de Windows, sino que es un S.O. por su propia cuenta independiente de Windows. Si alguien quiere un reemplazo barato de Windows, que use ReactOS.

El negocio de MS son las licencias OEM en PCs ensambladas, y los contratos gubernamentales (de ahí las coimas para que se apruebe OOXML en ISO), si el 100% de la gente formatea sus Vista originales para ponerles cualquier otra cosa Microsoft sigue ganando, de hecho gana doble, ya que además no tiene que darle soporte a nadie.

El soporte de Microsoft son los pringaos, y sé que muchos pringaos me leen, y a pesar de que no les guste, estarán de acuerdo.

No me hagan reír diciendo que por Vista se va a fundir Microsoft, que aunque Ballmer fume crack y presente el DOS 9.0 esa empresa nunca se va a fundir (y tu próxima PC vendrá con DOS 9.0 release 2).

¿Y la gente que va a hacer? Muchos usarán el Vista. Quizás algún día hasta se enteren que hay otras opciones. Otros vivirán de XP mula Edition, Windows uE, Windows Colossus, Windows Fenix, Windows Suricata, etc. etc. La horda de pringaos harán las reinstalaciones y el soporte extraoficial. Habrán parches y Service Packs no-oficiales, etc.

Y como siempre va a estar Apple, va a estar GNU/Linux, *BSD y algunos otros sistemas desktop muy minoritarios, todos ellos para la gente que hace rato que los eligió. El que quería usar GNU/Linux, ya lo está usando hoy.

Pregunta 4

Cada vez que leo a alguien que trabaja en Microsoft escribiendo cosas como A un año de su lanzamiento Windows Vista vendió casi 100 millones de copias, y como no soy tan boludo sé que un enorme porcentaje de eso son licencias OEM (que se consideran vendidas en el momento que arman la computadora, antes de que siquiera el cliente final la compre) me pregunto:

  1. ¿Cuántas hubieran vendido si las PCs nuevas no llevaran el Vista preinstalado? Si en lugar de venir todas con Vista vinieran con XP, GNU/Linux o el disco en blanco.
  2. ¿Cuántos Vista retail (en caja, o sea, no OEM) vendieron?
  3. De esas 100 millones de copias vendidas (o pre-vendidas para ser más correctos) ¿A cuántas les hicieron el famoso “downgrade” a XP?
  4. Si le dejaran elegir a la gente que S.O. quisieran preinstalado en su computadora nueva, y sea cual sea la opción que el cliente elija le cobraran el mismo precio, le hicieran bien la instalación y le dieran el mismo soporte y garantía ¿Cuántos hubieran dicho dejámela con Vista?

Así cualquiera :neutral:

Pregunta 3

Hay una duda que siempre tuve, desde que ví Los piratas de Silicon Valley, y ahora que al fin Bill Gates se retira para hacer algo bueno :smile: me vuelve la duda.

Cuando Steve Jobs invitó a la gente de la industria a su presentación de la Lisa y entre esa gente estaba un tal Bill Gates (el flaco que le revendió o sublicenció el DOS a IBM) se entera al poco tiempo que Bill le copió todos los conceptos del software de la Lisa (Ventanas, puntero de mouse, menúes desplegables) e hizo una copia llamada Windows. Steve Jobs le grita… y nada más. No lo caga a piñas, no le rompe el orto con un juicio, no hace nada. Absolutamente nada.

El resto de la historia es conocida, hoy Apple tiene el 7% del mercado hogareño y Microsoft casi el 90%. ¿Steve sabía que el choreo que le hizo Bill iba a llegar tan lejos? Y si lo intuía ¿Por qué no hizo nada al respecto?

Posibles teorías:

  1. Bill le afanó las ventanas a Apple, pero Apple se las afanó a Xerox, así que no podían decir nada. Además, Bill tenía 100 años de perdón.
  2. Apple siempre mantuvo precios altos y un esquema de hard cerrado para que no le pirateen el soft (no funcionaba en un hard que no vendan ellos) y necesitaban una copia berreta y barata para no ser ellos los responsables de la “brecha digital”. Si alguien no podía pagar una Apple Macintosh, que se compre una PC clon y le instale Windows. Sin una opción ‘barata’ en el mercado las masas le hubieran pedido a Apple que bajen los precios, si se negaban iban a ser los malos de la película.
  3. En Apple se quedaron con las imágenes del Windows 1.0 y pensaron que algo tan choto no iba a llegar a nada (admitámoslo, recién fue usable con Windows 95).
  4. Steve Jobs es realmente el padre de Bill Gates.

Yo me decanto por la segunda.

Y vos ¿Porqué creés que fue? Y si hubieras estado en el lugar de Steve ¿Qué le hacías al anteojudo?

PD: Lo tengo que clasificar como humor porque simplifiqué tanto los hechos que perdió toda precisión. No importa, la pregunta sigue en pie.

Alerta naranja

Bueno, luego de un silencio de radio de diez días, vuelvo a postear. Primero quiero aclarar un par de cosas. Durante un par de días estuvo en la portada de Kriptópolis una frase mía:

Y sí, yo feliz con mi GNU/Linux mientras se incendia Roma

Para que no quede fuera de contexto, el comentario completo viene a cuento de la actualización secreta y misteriosa que hizo Microsoft por la fuerza de todos los Windows XP y Vista sin avisarle a los usuarios, ni siquiera a los que tenían deshabilitadas las actualizaciones. El comentario completo es:

Con ver cuál es el mecanismo que permite que X actualización se instale en forma automática (autocrática diría) y secreta, que seguramente incluye un dominio en lista blanca (cambiemos un par de registros en DNS) y un certificado que firme el paquete, ya tenemos el nuevo gusano que va a destruir millones de máquinas gracias al glorioso backdoor de Microsoft.

Pero claro, eso no va a hacer que el Market Share baje de donde está. ¿Siempre la misma historia?

Y sí, yo feliz de la vida con mi GNU/Linux viendo como se incendia Roma.

Las negritas se las puse yo recién. Algo parecido dije en el blog de Ignacio Marcos que me gusta cómo cubrió la noticia, preguntándose que trae Microsoft entre manos.

El concepto es, después de tanto romper los huevos con el UAC, preguntándote si querés borrar un archivo, si querés ejecutar un programa, si realmente querés abrir un documento, te cambian nueve DLLs sin decirte absolutamente nada y tapando todo. Poco tiempo antes cerraron la web de Windows UE, una de las versiones pirateadas más populares del XP. También cerraron el proyecto Longhorn Reloaded y obligaron a todos los usuarios de MSN 7.5 a pasarse a la versión Live 8 (que se puede evitar) todo muy seguido. Parecería que algo están tramando los muchachos.

¿Qué puede pasar?

  1. MS planea una desactivación masiva de todos los Windows piratas, ya que XP y Vista incluyen mecanismos de desactivación centralizada.
  2. Alguien se da cuenta cómo funcionan las actualizaciones secretas e invisibles, y crea un gusano que se propague en muy poco tiempo reventando todo.
  3. MS desactiva todos los Windows XP para obligar a los usuarios a upgradear a Vista ya que las ventas de Vista son muy bajas (improbable, ya que los usuarios legales pagaron por una licencia de uso y MS les estaría prohibiendo el uso).
  4. MS cambia la política de actualización, le meten lo que quieren a todos los Windows incluyendo el spyware que patentaron y el DRM y pone todos los Windows al servicio de la RIAA y la MPAA identificando a los piratas y bloqueando las redes de intercambio :eek:
  5. MS hace una traición masiva a todos, les instala el spyware que patentaron y le vende los datos a Bush para que secuestre a todos los que piensan contra el imperio y los llevan a campos de concentración para torturarlos :!: (sí, me fui a la mierda)

Lo que hay que entender es que los usuarios piratas pueden sufrir la desactivación de su XP o Vista de la noche a la mañana. Los hechos recientes muestran que los usuarios legales tampoco están a salvo.

Y acá viene el consejo. Bajate un ISO de Linux y grabalo en un CD o DVD. Si se te desactiva la instalación de Windows vas a poder seguir usando Linux, como yo.

Recomiendo un LiveCD, como Ubuntu, así no tendrías que instalar nada hasta que lo consideres necesario. De hecho, si no tenés ganas, ancho de banda o grabadora de CDs podés pedir que te los manden gratis y te ahorrás el bajarte los 700 MB y grabar el CD, eso sí, vas a tener que esperar varias semanas.

Linux no es sólo Ubuntu (de hecho yo no lo uso), si querés ver más opciones entrá en DistroWatch.

Si te aparece la pantalla negra de la desesperación metés el CD, arrancás desde ahí y vas a poder acceder a todos tus archivos. Si sos más avezado y tenés espacio en disco, ya podrías ir haciendo una partición e instalar el sistema operativo y configurar los programas.

El día que Microsoft te la quiera poner doblada se la ponés vos a ellos.

Y para los alarmistas: Internet es como un hormiguero. Pueden haber 100.000 hormigas en él, pero si las envenenás y matás al 90%, el hormiguero sigue existiendo. De hecho, seguro que el hormiguero en algún momento tuvo 10.000 hormigas y se las arreglaban, y se las van a arreglar para volver a ser lo que eran. Si mañana el loco de Ballmer aprieta el botón rojo y desactiva a todos los XP y Vista del mundo, Internet va a seguir existiendo, yo voy a seguir escribiendo en este blog y haciendo lo mismo que ya hago. El mundo no depende de Microsoft (aunque en los noticieros digan que sí).

PD: por los comentarios con browsesniff y las estadísticas ya sé que la mayoría de los que entra en este blog no usan Windows, pero bué.

Es increíble la cantidad de trackbacks que usé para escribir esto.

Windows Vista es Linux

No, no me maten por el título, por lo menos lean lo que quiero decir.

Si bien no tenemos una estadística fiable del Market Share de los sistemas operativos, podemos decir sin lugar a dudas que el mercado está dominado por Windows XP, y tanto Mac OS, GNU/Linux y Windows Vista son minoritarios.

Tranquilamente podríamos arriesgar que tanto Linux (vamos a dar por sentado lo de GNU barra) como Windows Vista tienen un Market Share de 4% cada uno… no estaría lejos de la realidad.

Siendo casi imposible desde principios de año comprar una PC que no tenga Windows Vista preinstalado en forma OEM, podemos estar seguros de que va a crecer, aunque no al ritmo que Microsoft quería o esperaba.  Linux también crece (en especial de la mano de Ubuntu y de Compiz Fusion) y en países del primer mundo, Mac crece por la “revolución IPod” y el fenómeno que en España llaman “mola mogollón” o algo así.  Todo esto en detrimento de Windows XP que correrá la suerte de la obsolescencia como pasó con Windows 95, NT, 98 y ME en su momento.

A todo esto, como XP sigue siendo mayoría, muchas de las cosas que ya existen programadas andan en XP y no en Vista, por no hablar de Linux. Entonces, hay programas y drivers sólo para XP. Esto incluye a los famosos módems de mierda que dan los proveedores de ADSL.

Cuando uno quería que hagan un driver para Linux de ese modem que uno, de una forma u otra, está pagando decían las típicas críticas a este sistema:

  • Linux tiene poco Market Share comparado con Windows XP.
  • La gente no está acostumbrada a Linux y no entienden sus interfaces, que les resultan confusas.
  • Crear una versión del programa/driver para Linux es complejo por las diferencias técnicas respecto de XP.
  • Linux trae un montón de cosas que nadie usa.
  • Linux no está listo para el escritorio.

Ahora, yo me pregunto… ¿No se puede decir todo lo mismo de Windows Vista? Su Market Share es indudablemente menor al del XP. Los cambios en la interfaz, en especial el Flip 3D, confunden a los usuarios que usan Windows “de memoria”. Vista tiene muchas diferencias técnicas respecto del XP (como el UAC, los DRMs integrados, requerimiento de drivers firmados, y cosas específicas para micros de 64 bits) que fuerza a cambiar el programa para usar las APIs de Vista. Windows Vista indudablemente trae un montón de pelotudeces que nadie de los mortales va a usar, y los usuarios avanzados ya lo hacen de otras formas en XP (dale, traten de reemplazar al Picassa). Y viendo los problemas técnicos que tiene Vista, podemos darnos cuenta de que no está listo para el escritorio.

Claro que todos los que criticaban estas cosas a Linux ya están preparando la versión para Vista de su producto. ¿Porqué no hacer la versión para Linux del mismo? Si vamos al caso, Windows Vista es Linux. Y requiere modificar el código fuente que tienen, y compilarlo para Vista en ejecutables de 32 y 64 bits.

Cortitas sobre Microsoft

Continúa la guerra de formatos

Quizás a esta altura del partido estés cansado de que hable siempre de lo mismo. Sos libre de irte de acá, abandoná esta página y lee algo más interesante como mujeres desnudas.

Bueno, veo que seguís por acá, entonces te va a interesar la ya comentada guerra de formatos. Ahora que murieron los viejos formatos de Office (.doc, .xls, .ppt) ¿O no sabías que murieron? tenemos un nuevo formato llamado ODF (un zipeado que contiene archivos XML) que es el que usa OpenOffice y otros programas para compartir información, y es un estándar ISO 26300 aceptado mundialmente. Para sacarse de encima a Microsoft, muchos gobiernos se pusieron de acuerdo en que sólo los estándares internacionalmente aceptados serían utilizados por las administraciones públicas.

Microsoft puso el grito en el cielo, y copió el sistema de ODF haciendo XML en Zip, sólo que su XML es por decirlo de alguna manera “bizarro” (no voy a entrar en detalles demasiado técnicos, búsquenlos por ahí) en la forma de marcado, a tal punto que ni siquiera valida con su propio DTD. Por supuesto que su sistema, irónicamente llamado Office Open XML lo patentaron; y ahora andan llorando por los rincones para que el ISO apruebe su formato como un estándar.

Otra vez Ballmer haciendonos creer que quieren hacer avanzar la informática. Si ante la obsolescencia se acabaron los viejos formatos binarios de Office y ya nadie los quiere usar (excepto las escuelas argentinas que todavía tienen Windows ’95 si tienen la suerte de tener computadoras) Microsoft se planteó cambiar el formato ¿Por qué no usaron el ODF que es abierto y libre de regalías y patentes? Tranquilamente podrían haberlo implementado. Pero claro, ¿Donde queda el monopolio?

Microsoft no va a jugar limpio, nunca lo hizo, nunca lo harán. No necesitamos otro estándar, y encima patentado, para hacer lo que ya se puede hacer con ODF.

Hace un par de días puse un bannercito a la derecha por una petición para que ISO no apruebe el falso estándar. Abajo te dejo un banner más grande. Firmá si lo creés conveniente.

Office OpenXML (OOXML) no debe ser ISO 29500

El cambio de los tiempos

Porcentaje de navegadores

Acá tenés el reporte en PDF. De las 906 visitas de los últimos 30 días a este blog, sólo un tercio usa Internet Explorer. Vos dirás: “Arriba dice ‘Peor visto en Internet Explorer’ es lógico que tus visitantes no lo usen”. Pero más del 66% de las visitas son visitas nuevas, sólo un tercio son visitas recurrentes. Gente que nunca había entrado a este sitio, entra por primera vez con Firefox, Opera, Safari o Konqueror.

OK, ya sabemos las temáticas que suelo tratar acá y lo que ponen en los buscadores para llegar o en que blogrolls figuro. Pero aún así es mucho. Quizás IE no sea tan dominante como nos quieren hacer creer los de Microsoft, aunque en sistemas operativos siguen ganando: 70% Windows, 26% Linux, el resto Mac OS. Windows Vista representa menos del 2%. Admito que mi porcentaje de Linux es muy alto y casi coincide con las visitas recurrentes, pero me hacen cagar de la risa los estudios de mercado que marcan que Linux es usado por menos del 1% de la gente.

Los que tengan edad para acordarse de las épocas en las que todavía daban Beavis & Butthead en MTV, se acordarán que en esa época todos chateábamos con mIRC e ICQ. Hoy en día, todos chatean con Messenger y reniegan de ese pasado, si es que lo vivieron. En esa época todos los videos en Internet estaban en formato Real, y si no tenías RealPlayer no existías. Hoy en día la gente ni sabe lo que es el RealPlayer, y a nadie (excepto a mí) se le ocurriría poner un video para la web en algo distinto de Flash Video.

Los que hoy alaban a Flash Video mañana pueden estar encodeando sus videos a QuickTime. Los que hoy sólo creen que existe el MSN mañana van a chatear con Skype o con GTalk. El market share varía mucho, y nadie sabe por qué. Como dijo Tincho en uno de los comentarios, nadie sabe de dónde salió el Ares pero en pocos meses todos lo estaban usando. Lo que al KaZaA le tomó 2 años el Ares lo cambió en 2 meses. Hoy tengo casi 60% de las visitas con Firefox.

Microsoft basa toda su estrategia en un supuesto commodity del Market Share. Ellos te dicen “Vos tenés que comprar nuestro producto porque todos los demás lo tienen”. El argumento no es que sea bueno, es que los demás lo tienen. Es como si los de Colgate pusieran un aviso diciendo “la pasta de dientes más vendida del mundo” y abajo ponen entre paréntesis “hasta que alguien invente una mejor”.

Microsoft tomó el mundo hace 12 años cuando le encajaron Windows ’95 por OEM a todo el mundo y le dijeron “esta es la ventanita, este es el Word, es lo único que vas a tener que saber en la vida”. En las escuelas siguen enseñando lo mismo, con Office ’97. Pero al igual que la nueva generación de usuarios desconoció al mIRC, en el futuro no van a tener porqué usar un Word, ahora que todos tienen e-mail y blog (o al menos fotolog).

Microsoft no puede vivir como Apple, contentos con un 5% o 10% del mercado, haciendo y soportando un buen producto para mantener clientes fieles y satisfechos. Microsoft es monopolio o no es nada. Microsoft no puede venderle Windows a nadie si no tienen a la gran mayoría como base pasiva, cuando su market share baje del pedestal un poquito, digamos a un 70% (y no el 70% que mide mi sitio, sino el de todos los sitios) se acaba la joda. Van a haber manotazos de ahogado, juicios a IBM, Apple, SUN, etc. Pero al final, sin el caballito de batalla, se van a fundir.

Y en algún aula oscura y vacía, un profesor de computación se va a quedar pensando por qué no aprendió nada nuevo en los últimos 10 años, para conservar su trabajo.

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.

Últimos tracks escuchados
iceman2501's L33TSig