Cómo arruinar tu negocio

Trato de mirar muchos ejemplos e iniciativas de las áreas que me interesan, una de ellas es la distribución de contenidos multimedia a través de Internet.

Hay muchas iniciativas en este aspecto, hoy por hoy la más conocida es iTunes pero existen muchos otros servicios con los que los músicos pueden distribuir su música. Una de ellas era Weedshare. Y digo era porque si entrás a su página vas a ver que dice:

Weedshare has suspended operations

Unfortunately, due to compatibility problems with recently released media players, the Weedshare service is no longer available.

You can still play Weed files you have bought, but it is not possible to preview or buy new Weed files. We recommend that you save Weed files you’ve purchased to CD so you will have permanent copies.

We wish to thank the many talented and forward-thinking artists who have made their music available through Weedshare, and the thousands of people who have bought, sold and shared Weed files.

¿Qué significa esto? Básicamente, weedshare era un método para distribuir música con DRM (a estas alturas del partido doy por sentado que sabés lo que eso significa) según la cual vos podías escuchar las canciones 3 veces gratis y después comprar una licencia para escucharla por siempre. Esto se diferencia de los métodos tradicionales en los cuales tenés que pagar para escucharla aunque sea una vez.

Weedshare estuvo distribuyendo la música en formato Windows Media Audio, usando los DRMs de Microsoft y Windows Media Player.

Pero Microsoft cambió el Windows Media Player y sacó la versión 11. Y esta versión detecta a los “weed files” (estos tracks) como pirateados y no los reproduce. Y a weedshare y Shared Media Licensing se les fue a la mierda el negocio, todo un negocio basado en tecnología Microsoft.

El DRM es una tecnología para no funcionar. Me gustó la sugerencia de David Berlind (mejor que la del ejecutivo de HBO) de cambiarle el nombre a C.R.A.P.: restricción, anulación y protección de contenidos. Los anula de tal forma que anda sólo en ciertas condiciones particulares, como un Apple iPod del tipo tal, o una computadora con Windows XP SP2 y Windows Media Player 10. Y cuando el usuario quiere reproducir el archivo “in the wild”, fuera el laboratorio, no anda. No puedo escuchar weed files en mi Linux, pero quise hacerlo con Windows 98 y el WMP9 se cuelga, al igual que Music Match Jukebox y RealPlayer que usan sus DLLs.

Esto no sólo pasa con el DRM de Microsoft (aunque ya saben lo que pasa cuando hacen negocios con ellos), sino que es lo mismo para el de Apple y cualquier otro. Es una mierda. Lo peor que podés hacer en la vida es atarte a una empresa. No podés montar tu modelo de negocios basado en otra empresa que también puede ganar su plata con ello y no te necesitan a vos.

Este blog funciona gracias a WordPress con el theme GimpStyle diseñado por Horacio Bella.
Entradas y Comentarios feeds. XHTML y CSS válidos.

Últimos tracks escuchados
iceman2501's L33TSig